Informalidad en el litoral

Informalidad en el litoral

Sabiendo que nuestro país posee una rica historia como nación pesquera, habiendo sido en distintas oportunidades potencia en dicho rubro a nivel mundial gracias a nuestro bendecido mar, el Perú cuenta con una enorme variedad de recursos ictiológicos tanto para consumo humano como para la producción de harina y aceite de pescado. En la actualidad, el sector de la pesca protagoniza uno de los roles más fundamentales en la economía del país, sin embargo, aún persiste una gran informalidad en este sector.

Existe una gran población de pescadores artesanales informales en todo el litoral peruano, quienes vienen dedicándose a esta actividad durante muchos años; incluso sus propias familias viven solamente de esta actividad. La gran mayoría de estos pescadores informales no son sujetos a crédito. Según las investigaciones del INEI se estima que existen 50 000 emprendedores de la pesca artesanal.

Los emprendedores de la pesca suelen agruparse y asociarse en gremios de pescadores según las diversas zonas del litoral, sin embargo, son pocos los que realmente esta organizados y fortalecidos en asociaciones formales. Estos emprendedores se clasifican según las actividades que realizan en la pesca, pueden ser buzos, maricultores, cordeleros y armadores. Los pescadores que se mantienen muy cerca a los puertos ofrecen el servicio de estiba a las empresas pesqueras. En época de veda, los pescadores se dedican al sector construcción y comercio para poder seguir generando fuentes de ingresos.

Sus embarcaciones, dependiendo de las zonas en el litoral peruano, son propias, familiares y en algunos casos prestadas o alquiladas. Estos emprendedores de la pesca dejan las costas y abordan sus embarcaciones en una aventura a flote en busca de la captura de los recursos ictiológicos, entre peces y otras especies que pululan en nuestro generoso mar. Una actividad emprendedora que implica mucha paciencia, sacrificio, técnica y pasión. En la actualidad existen 4000 unidades empresariales artesanales (embarcaciones) en el litoral; sin embargo, aún sus embarcaderos se encuentran en malas condiciones.

Los pocos emprendedores de la pesca que deciden formalizarse tienen que seguir una serie de pasos, como una capacitación en FONDEPES,en donde obtienen un primer certificado; luego obtienen un certificado de salud que abarca el seguro del pescador; después acuden a inscribirse en la Capitanía del puerto respectivo, en donde le entregan su carné de operatividad para la pesca, y finalmente se inscriben en DIGEPA como pescadores artesanales registrados.

La actividad pesquera en el Perú logra un gran impacto en la economía nacional, por las grandes cantidades de producción; gracias a la abundancia de recursos ictiológicos en nuestro mar. De igual modo, la pesca genera una considerable cantidad de empleo directo e indirecto tanto en las fases extractivas como en las fases de transformación. El Perú es una nación líder en exportaciones pesqueras, aunque todavía existe una gran cantidad de informalidad en el sector; una gran población de pescadores artesanales ubicados en todo el litoral peruano que aún se encuentran esclavos de la ilegalidad e informalidad.

Proemprender ¨Pasion por emprender ¨

Whatsapp : (+51) 968680849 / info@proemprender.com

www.proemprender.com

( Extracto Libro ¨El Camino hacia el Progreso – Las Microsoluciones a la Pobreza-Autor Guillermo Memo Quintana Director Proemprender)

Comments are closed.